It Girl antes, It Girl ahora

Actualmente el término “It Girl” es algo familiar para todos, especialmente para los diseñadores y/o editores que han adoptado la costumbre de nombrar una “it girl” para cada temporada. Pero, ¿qué significa ser una?

El término fue acuñado en el año 1927, siendo adjudicado a la actriz de cine mudo Clara Bow. Fue precisamente en dicho año cuando la actriz alcanzó la cima de su carrera protagonizando la película “IT”. Anteriormente ya había sido denominada de esa manera por la escritora Elinor Glyn, describiéndola como “It, ese extraño magnetismo que atrae a hombres y mujeres, con una gran autoconfianza e indiferente al efecto que producen”.

La actriz de cine mudo Clara Bow

Clara Bow logró simbolizar el gran cambio y progreso que estaban viviendo las mujeres en su época, lo cual la convierte en ícono indiscutido de los años 20. Pero ella fue sólo el comienzo para este gran fenómeno que se produjo durante el siglo XX ya que en cada época encontramos representantes que marcaron la pauta en estilo, forma de vida, pensamiento, ideales y la manera de vestir de las mujeres de cada década.

Elizabeth Taylor, Audrey Hepburn y Marilyn Monroe

En la actualidad existe una enorme lista de posibles “it girls”. Para sólo nombrarlas necesitaríamos otro post, el problema de estas es que la mayoría ha ganado este título simplemente por su novedosa o llamativa manera de vestir -también por prescindir de vestimenta alguna- y no teniendo más mérito que ser hija de algún rockero, socialité o millonario. No dejemos fuera tampoco a las que se supone son cantantes o actrices pero su talento es bastante discutible.

Las hermanas Kardashian y las Geldof, las primeras exhiben su vida las segundas son modelos pero cuesta creerlo.

Gracias a la enorme atención que reciben de parte de los medios, estas chicas adquieren seguidores a quienes parece sólo importarles quien es su actual novio, a qué fiesta asistieron y cual fue el último accesorio de moda que adquirieron. Por supuesto la industria saca provecho de esto y  las utiliza como rostros de diversas campañas o nombrándolas embajadoras de sus marcas.

Finalmente su contínua rotación en los medios hace que no podamos identificar a nadie como LA it girl de la década, lo cual nos lleva al nacimiento del término:  para ser una, no basta con ser bautizada como tal, más bien trata sobre ser el fiel reflejo de lo que se está viviendo en nuestros tiempos, tener una postura e ideales frente a ello, ser admirada por mujeres y hombres por algo más que la simple y superficial belleza. Ser una it girl es ser el símbolo de una época, representar un todo.

Sólo esperamos que cuando las futuras generaciones busquen en el pasado no se encuentren con que para ser alguien en nuestros tiempos bastaba con ser delgada, tener los accesorios de moda, un novio cool y ser paparazzeada con un frappuccino de Starbucks en la mano. O quizás simplemente en nuestra época todo se desvirtuó y la aspiración de la masa es ser un envase vacío sin contenido alguno.

Un Comentario

  1. Bea

    Que buen post!!! Me ha encantado, la verdad q espero q no recuerden esas it supuestas girls por se casi anorexias, Starbucks y pelos desteñidos en las puntas! Gracias por tus palabras!!!!
    Bea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s